Mermelada de arándanos casera

Esta mermelada de arándanos rápida y fácil sin pectina es la receta perfecta para untarla en tostadas para el desayuno o utilizarla en recetas de postres.

INGREDIENTES

  • 4 libras de arándanos frescos
  • 3 taza de azúcar granulada
  • 1 lima entera, jugo, ralladura
  • 4 pizcas de sal

DIRECCIONES

Coloque una placa resistente al calor en el congelador para probar la mermelada. Limpiar los arándanos, recortándolos si es necesario. Combine los arándanos, el azúcar y la sal en una olla grande de fondo pesado, coloque la olla a fuego lento, disolviendo el azúcar. Aumente a fuego alto, deje que hierva en otoño mientras revuelve y machaca los arándanos con el dorso de una cuchara de madera o un tenedor.

Mermelada de arándanos casera

Agregue el jugo de limón y la ralladura, luego a fuego lento a fuego lento, revolviendo con frecuencia, hasta que espese y la mezcla se adhiera a una cuchara durante unos 20 minutos, elimine la espuma que suba a la superficie.

Use una cuchara un poco de mermelada en el plato frío, deje reposar durante 1 minuto y luego empuje la gota de mermelada con un dedo, una la superficie de la mermelada se arruga, luego se ha asentado. Si aún está líquido, continúe cocinando durante unos minutos más hasta que vuelva a probar. Sirva la mermelada caliente terminada en frascos esterilizados limpios, déjelos enfriar completamente a temperatura ambiente y guárdelos en el refrigerador hasta por un mes.

COMPARTE TUS PENSAMIENTOS CON NOSOTROS EN LA SECCIÓN DE COMENTARIOS.

 

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Compra ahora

DISFRUTA DE UN 15% DE DESCUENTO EN TU PRÓXIMO PEDIDO AL REGISTRARTE PARA NUESTROS CORREOS ELECTRÓNICOS EXCLUSIVOS.

ÚNETE A NUESTRO MOVIMIENTO.